sábado, 25 de octubre de 2008

Un caso parecido al de mi hermano

Ayer estuve en Madrid porque tenía un juicio de la empresa y mientras esperabamos en sala de espera para entrar, casualidades de la vida, en la sala de al lado había un juicio por un menor, que aunque no me pude enterar bien del todo, parecía un caso bastante similar al de mi hermano. En la sala de espera, sugún pude observar y deducir, estaban los padres de acogida anteriores, familiares y amigos de los padres de acogida (a los cuales no se les permitió la entrada en el juicio) , personal de la Cruz Roja y de coordinadores de menores y algún periodista.

Mientras esperaba para entrar en mi juicio, pude ver y observar bastantes cosas que me llamaron la atención y que incluso me llegaron a indignar. Al acabar el juicio, los padres de acogida no estaban muy contentos, el juez no les dejó realizar ninguna declaración, les dijo que ellos no eran quienes para realizar la denuncia y ni siquiera dejó declarar al psicólogo que llevaban. Por la otra parte, y según dijeron los padres, sólo se escucharon mentiras pero al no poder hacer ellos ninguna declaración no pudieron ser rebatidas. Hombre yo no soy quien para decir si mintieron o no, aunque no me extrañaría, porque pude ver con mis propios ojos, como varias personas de la Cruz Roja y de menores, guiaban a otra, la cual se pasó toda la espera al margen del grupo, sobre lo que tenía que declarar ... Espero que esos padres de acogida ganen el juicio (está bastante complicado) y creen jurisprudencia para que nos pueda servir de ayuda en el caso de mi hermano.

Os dejo unas reflexiones sobre todo lo que pude observar:

- Si esos padres de acogida no son quiener para denunciar y sus padres no están capacitados, ¿quién debe denunciar las injusticias que sufren los niños? En la televisión no se cansan de decirnos que tenemos que denunciar las cosas que nos pasan alrededor, ¿para qué tenemos que hacerlos si luego no vale de nada?

- Las personas de la Cruz Roja y algunos de menores, debían tener una edad media de 29-30 años, por lo que su experiencia laboral en estos temas se reduce a 3 o 4 años, ¿no os parece que las personas que toman deciosiones sobre niños debería ser gente más experimentada?

Por último, una de las cosas que más me indignó, fue la actitud de las personas de menores y de la Cruz Roja, ya que se pasaron toda la espera haciendo comentarios y riendose, lo que me pareció una total falta de respeto, ya que esos padres de acogida, con razón o no, cren que tienen razón y seguramente estén tristes y dolidos por todo lo ocurrido al menor.

2 comentarios:

Maria Durga dijo...

"El que sentencia una causa sin oir la parte opuesta, aunque sentencie lo justo, es injusta la sentencia."
(J. E. Gaitán)

Querido hermano de acogida, así es este mundo y su justicia.

Abrazos y besos

ana pastor dijo...

A mi me parece curioso con que gracia nos animan a denunciar las injusticias para que al final acabemos agotados y sin dinero.
¿la justicia nos roba?